Story

March 23, 2021

Directora de escuela secundaria busca proveer imágenes positivas para sus alumnas y su pequeña hija

Las Escuelas Pública de KIPP Texas continúan celebrando el Mes de la Historia de la Mujer honrando los increíbles logros y contribuciones de las mujeres a través de la historia, así como para reconocer y apoyar a las mujeres que continúan dejando sus legados.

Hoy, reconocemos a la Directora de KIPP Oak Cliff, Wauneta Vann, quien, como muchas mujeres exitosas, ha dominado el arte de balancear sus metas profesionales, expectativas sociales y sus responsabilidades con su familia, sus estudiantes, personal y la comunidad de Dallas. Como mujer negra y madre de una hija negra joven, Vann está comprometida a proporcionar modelos positivos para las niñas negras, por ellas nunca lleguen a pensar que cierto éxito es para los demás y no para ellas.

__________________

Como nativa de Colorado, Wauneta Vann era muy consciente de la falta de diversidad en su comunidad de Denver y en el sistema educativo local. Como estudiante joven y más tarde como directora en una escuela secundaria alternativa de Denver, Vann conoció a pocos educadores de color y encontró pocas oportunidades para avanzar fuera de las escuelas alternativas para estudiantes en riesgo.

“La red en las escuelas alternativas era extremadamente diversa y el único lugar en Denver donde podía ver líderes negros. No los veía en escuelas secundarias integrales, no los veía en otros papeles de liderazgo”, dijo Wauneta Vann, Directora de KIPP Oak Cliff.

Todo eso cambió en 2019, cuando asistió a una conferencia de educación en Dallas. “Recuerdo estar asombrada al ver a tantas personas parecidas a mí, en posiciones de poder”, dijo Wauneta Vann, Directora de KIPP Oak Cliff. “Fue realmente poderoso para mí como mamá, criando a una joven negra. Quiero que se vea a sí misma como líder y sepa que puede hacer cualquier cosa”, dijo.

Entusiasmada por la diversidad que vio en Dallas y la gente de color en los roles de liderazgo, Vann se puso en contacto con el Dr. Anthony Smith, Superintendente Regional de KIPP Texas-Dallas-Fort Worth, acerca de las oportunidades de trabajo potenciales. Poco después, se le ofreció una posición y se trasladó de Denver a Dallas.

“Los educadores hablan mucho sobre la cultura y la diversidad y su importancia, pero KIPP Texas lo está viviendo. Hay acciones que coinciden con las palabras que la gente está hablando”, dijo.

Vann dijo que el entorno diverso de KIPP ha sido estimulante e inspirador para ella y su joven hija a medida que es más expuesta a personas que se parecen a ella. “El otro día, estábamos en una de nuestras llamadas y vio a La’Qoya Huskey, la Directora de KIPP Truth Academy, y ella dijo: ‘oh mamá, ella es una princesa’, sabes que la representación está allí”, dijo.

Vann dijo que es importante que los niños negros vean reflexiones positivas de sí mismos. Está entusiasmada por las oportunidades en KIPP que ayudarán a su hija y a otras niñas negras a formar una percepción personal saludable del cabello y la piel de las mujeres negras.

“Ha sido enorme ver su confianza en su cabello y sus rizos cuando se mira en el espejo. Sonríe y dice: ‘soy bonita’, dijo Vann. “No quiero que ella nunca esté en un espacio donde sienta la ‘alteridad’… eventualmente lo hará, porque es algo que las mujeres de color experimentan todo el tiempo, pero es en un grado diferente cuando crecen empoderadas”.

Vann recuerda situaciones pasadas cuando la gente no escuchó lo que ella estaba diciendo o no entendió las perspectivas que ella ofrecía, especialmente cuando la raza, el privilegio y el poder influyeron cual voz era elevada. Así que trabaja para asegurar que todas sus estudiantes se sientan vistas y escuchadas.

Durante el servicio de llegada y salida, Vann saluda con entusiasmo a cada estudiante, registrándolos a medida que llegan y deseándoles bien cuando se van. “Quiero que todos mis estudiantes sepan: “Te veo; tú importas; yo importo”.

Vann siente que es importante reconocer a las estudiantes femeninas y empoderarlas para desarrollar una conciencia de quiénes son y por qué importan. “Me encanta celebrar a nuestras reinas jóvenes y exaltarlas, ya sea alabando su cabello o su traje, o elogiándolas por una prueba en la que sobresalieron o un acto de amabilidad que demostraron. Espero modelar un sentido de orgullo feminista y que lo celebre en medio de todas nuestras estudiantes”, dijo.

Hoy en día, la gran mayoría de los maestros estadounidenses son mujeres, pero menos de un tercio de los superintendentes de distrito son mujeres. Vann espera que su trabajo inspire a la próxima generación de niñas a disminuir la brecha de género en lo que se considera una profesión impulsada por las mujeres.

“Tengo la esperanza de que, a medida que las mujeres sigan tomando espacios que no ha sido ocupados o que no se les ha asignado, seguiremos viendo un aumento en el liderazgo femenino”, dijo.

Ella está segura de que la próxima generación puede romper techos de vidrio y con éxito subir la escalera de las profesiones en cualquier industria que elijan. Vann dijo que, históricamente, en cualquier momento en que hubo cambio, las mujeres han sido la columna vertebral del cambio.

“No debería haber techo para nosotros. Solo tenemos que empujarnos y defendemos unos a otros. Así que sube a mis hombros, sube sobre los hombros de otra persona, y ellos van a subir sobre los tuyos, y solo seguimos levantándonos unos a otros para llegar allí”.