enero 7, 2021

La Directora Ejecutiva de KIPP Texas reflexiona sobre el caos en el Capitolio

Estimadas Familias de KIPP Texas,

Muchos de ustedes verán este mensaje de mi parte temprano en la mañana y se preguntarán porqué estoy enviando otra nota hoy. La verdad es que como muchos de ustedes, yo he estado procesando los eventos de los últimos días. Esta mañana quisiera compartir mis reflexiones.

Igual que ustedes, ayer ví algo que esperaba que nuestro país nunca fuera a ver – una multitud de manifestantes violentos que, apoyando nuestro presidente actual, asaltaron el Capitolio de los Estados Unidos para prevenir el proceso democratico. Lo hicieron con privilegio, poder, y enfrentarán pocas consecuencias a medida que caminaban dentro del Capitolio. Ví en horror, pensando en cuantas personal de color, especialmente las personas Negras, han sido encontradas con violencia tempra y frequente a medida que se paraban en voz de las vidas Negras y el número de vidas Negras que se han extinguido injustamente. Solamente esta semana, supimos que otro policía no tendrá consecuencias por haberle disparado nueve veces a la espalda de Jacob Blake en frente de sus hijos.

A medida que vi lo que transcurrió ayer, pensé en el progreso que estamos haciendo en nuestro país – un progreso demasiado lento, pero que me da esperanza. Esta semana, vivimos momentos históricos cuando Georgia eligió sus primeros Senadores Negro y Judio. Ayer les dimos la bienvenida a nuestros KIPPsters a nuestras aulas virtuales y presenciales y en ellos yo veo nuestro futuro. Vamos a continuar invirtiendo en cada uno de ellos, aceptándolos completamente, amándolos y preparándose para liderar nuestras escuelas, negocios, gobiernos, y nuestro mundo. Pensando en nuestros KIPPsters, sus futuros brillantes, pensando en cada uno de ustedes y su compromiso al éxito de ellos, eso me da esperanza.

En la escuela hoy, traeremos a nuestros KIPPsters en círculos, dándoles el espacio para que compartan y procesen sus sentimientos y pensamientos. Sus voces importan. Juntos, mano a mano con ustedes, nuestras familias y comunidad, continuaremos la lucha para construir un mundo más justo.

Con gratitud,

Sehba